Cada lado de la carta muestra el mismo objeto con un pequeño cambio... ¿Serás capaz de detectarlo el primero?

Las cartas se extienden sobre la mesa y en cada turno, uno de los jugadores le da la vuelta a una de las cartas, mientras los demás no miran. El resto de jugadores deben encontrar qué objeto es el que ha cambiado.

Desarrolla tus habilidades de observación y tus reflejos en este divertido y bonito juego para los “peques” de la casa, ¡con el que podrán disfrutar también los mayores!

Material

32 Cartas

Reglamento

4007396201093

Ficha técnica

Duración
Menos de 30 minutos
Nº de jugadores
2 a 5
Edad
4 años o más

16 otros productos en la misma categoría:

Explore la categoría de productos de nuestra categoría.